La importancia de la variación en el entrenamiento

La importancia de la variación en el entrenamiento

Introducción

El entrenamiento es una parte fundamental en la vida de cualquier deportista que desee mejorar su rendimiento. Sin embargo, es importante tener en cuenta que el cuerpo humano tiene una gran capacidad de adaptación, lo que hace que el entrenamiento se vuelva menos efectivo con el tiempo. Es por ello que la variación en el entrenamiento es tan importante para conseguir seguir progresando y mejorando como deportista.

¿Qué es la variación en el entrenamiento?

La variación en el entrenamiento se refiere a la inclusión de diferentes ejercicios, rutinas y métodos en nuestro entrenamiento, en lugar de hacer siempre lo mismo. Esta variación puede incluir cambios en el tipo de ejercicio, la intensidad, la duración, la frecuencia, la cantidad de series y repeticiones, etc.

Ventajas de la variación en el entrenamiento

A continuación, mostramos algunas de las principales ventajas de la variación en el entrenamiento:

  • Aumento de la motivación: Hacer siempre lo mismo puede llevar a que nuestro entrenamiento se vuelva monótono y aburrido, lo que puede afectar a nuestra motivación para seguir mejorando. La inclusión de nuevos ejercicios y métodos puede ayudar a mantenernos motivados y a evitar la monotonía.
  • Prevención de lesiones: Al incluir diferentes tipos de ejercicios y métodos de entrenamiento, estamos trabajando diferentes grupos musculares y evitando la sobrecarga en una sola zona concreta. Esto puede ayudar a prevenir lesiones y a mantener nuestro cuerpo en equilibrio.
  • Mejora de la resistencia muscular: La variación en el entrenamiento puede ayudarnos a mejorar nuestra resistencia muscular, ya que estamos trabajando diferentes grupos musculares, lo que nos permite recuperar fuerza más rápido y afrontar nuevas situaciones de entrenamiento con mayor fortaleza.
  • Mejora de la fuerza: Al incluir diferentes ejercicios y métodos, nuestro cuerpo se ve sometido a diferentes estímulos y necesita adaptarse a estos. Esto puede ayudar a mejorar nuestra fuerza global y no solo en un grupo muscular concreto.

¿Cómo introducir la variación en el entrenamiento?

La introducción de la variación en el entrenamiento no debe hacerse de forma brusca, sino de forma gradual para permitir que nuestro cuerpo se adapte a los nuevos estímulos. A continuación, algunas recomendaciones para introducir la variación en nuestro entrenamiento:

  • Cambios en el orden de los ejercicios: Una forma sencilla de introducir la variación es cambiando el orden en el que realizamos los ejercicios sin cambiar su contenido.
  • Inclusión de nuevos ejercicios: La incorporación de nuevos ejercicios es una forma evidente de variar nuestro entrenamiento.
  • Variantes de un mismo ejercicio: Es posible variar un mismo ejercicio a través de diferentes variantes, cambiando la forma de realizarlo o los aparatos que se utilizan.
  • Cambios en la intensidad: Variar la intensidad puede ser una forma efectiva de mantener la variación en el entrenamiento, por ejemplo, variando el número de series y repeticiones o cambiando la carga.
  • Cambios en el tiempo de descanso: Variar el tiempo de descanso entre series o ejercicios puede ayudar a introducir la variación en nuestro entrenamiento.

Conclusión

En definitiva, la variación en el entrenamiento es fundamental para seguir progresando y mejorando como deportista. La incorporación de nuevos ejercicios, la variación en la intensidad o la inclusión de variantes de un mismo ejercicio pueden ayudarnos a mantener nuestro cuerpo en equilibrio, mejorar nuestra motivación, prevenir lesiones y mejorar nuestra resistencia y fuerza muscular.